¿Te suena el nombre de Liesel Matthews? Tal vez la actriz no, pero su personaje, Sara Crewe, fue ampliamente reconocido gracias a la película de Alfonso Cuarón “La Princesita”. Si bien ya lleva más de 20 años separada de los escenarios luego de pequeñas participaciones en otros proyectos, la vida de Liesel Matthews dio un … Leer más

Por:Redacción ERES-Hace 344 días
seguro te va a interesar

¿Te suena el nombre de Liesel Matthews? Tal vez la actriz no, pero su personaje, Sara Crewe, fue ampliamente reconocido gracias a la película de Alfonso Cuarón “La Princesita”.

Si bien ya lleva más de 20 años separada de los escenarios luego de pequeñas participaciones en otros proyectos, la vida de Liesel Matthews dio un giro de 180 grados luego de una serie de circunstancias, comenzando por su verdadero apellido: Pritzker.

Así es: Liesel es heredera de una de las familias más adineradas de Estados Unidos, los fundadores de los hoteles Hyatt, aunque decidió cambiar su apellido artístico ya que, cuando se encontraba filmando “La Princesita”, sus padres (Irene Dryburgh y Robert Pritzker) se estaban divorciando. Fue un mediático juicio contra su padre y todos sus primos el que la hizo millonaria… y la volvió al mismo tiempo una filántropa, conoce la historia.




LIESEL MATTHEWS DEMANDÓ A SU PADRE Y GANÓ MILLONES

Liesel Matthews tuvo un breve paso por Hollywood y después decidió continuar sus estudios superiores. Entró a la Universidad de Columbia con miras a buscar nuevas oportunidades de actuación; no obstante, un problema familiar interrumpió sus planes.

Mientras estudiaba su primer año en Columnia, Liesel Matthews y su hermano demandaron a su padre y a todos sus primos por mal uso de sus fondos de inversión. Pidieron que les regresaran cinco mil millones de dólares por los daños que les causaron. Ganaron el caso, aunque el arreglo fue de 500 millones.

Este juicio fue muy mediático, y tras él Liesel decidió alejarse totalmente de la actuación y del escrutinio de los medios. Fue así que viajó a la India, en donde hizo voluntariado y fue maestra de yoga para personas con adicciones en rehabilitación; en ese momento, asegura, pensó que podía ofrecer más a la gente, aparte de su dinero.




Cuando volvió a Nueva York, Liesel decidió darle un mejor uso a su dinero, por lo que en el 2008 le dio a su madre 50 millones de dólares para que creara una fundación enfocada en impulsar la educación; desde entonces, se dedica a invertir en proyectos sustentables.

Como ves, aunque está alejada de las pantallas, el nombre de Liesel Matthews continúa sonando, sobre todo por sus iniciativas.

TE RECOMENDAMOS:

 

seguro te va a interesar

Suscríbete

* indicates required
Suscribirse implica aceptar los Términos y condiciones
Digital Room
Siguenos en:
Copyright © Todos los derechos reservados